Saltar al contenido

Variedades de fruta de hueso que se adaptan al cambio climático

El día 4 de septiembre se celebró en Don Benito el I Foro Nacional de Fruta de Hueso “Xtrema Fruit” que contó con la presencia de más de 400 participantes. Nuestro director técnico Luis Aliseda  presentó los nuevos estudios que hemos realizando con el objetivo de conseguir variedades que se adaptan al cambio climático

El objetivo final es poder tener distintas variedades que independientemente del reposo invernal el fruto se adapte a los diferentes eventos del clima

Dichos estudios, según ha explicado Aliseda , aseguran una vida útil de la variedades, con menos pérdidas, en situaciones climáticas adversas y que hasta ahora eran desconocidas como es el caso de las olas de calor alargadas en el tiempo.

Durante su intervención, ha destacado la importancia de que el sector agrícola se adapte a los nuevos tiempos, marcados por el cambio climático, para continuar ofreciendo una fruta de calidad.

El crítico momento que vive el sector bien merece este despliegue en busca de mejoras en eficiencia y alternativas de futuro.

En pleno proceso de reconversión y después de varias campañas muy difíciles, los productores buscan opciones de futuro viables. Es ahí donde nosotros estamos presentes tratando de lograr nuevas variedades que faciliten el manejo a todos los eslabones del sector.

No obstante, Atanasio Naranjo ha recordado que el agricultor viven en una “constante crisis” desde el año 2005 por lo que “tenemos que descubrir quiénes somos y dónde estamos” para mejorar en calidad y ocupar los nichos de mercado de un mundo cada vez más globalizado.

xtrema fruit

Y en este sentido, la diputada de Podemos, Irene de Miguel, entiende que el mercado debe contar con unos precios dignos para los agricultores con el objetivo de hacer de la agricultura una opción de futuro para las nuevas generaciones.

El evento congregó a los principales agentes del sector en diferentes ponencias técnicas que pusieron sobre la mesa los problemas y, sobre todo, los grandes retos a los que se enfrenta el sector extremeño, como el cambio climático y las diferentes opciones de una agricultura de futuro.

Top